La revolución de la tecnología RFID llega a las lavanderías de las residencias de ancianos

2021-09-17

Las residencias de ancianos se enfrentan cada día a cientos de prendas, tanto del personal como de los residentes. Prendas que hay que lavar, secar, planchar y devolver a su usuario.

Por ser una tarea secundaria, a veces no le damos la importancia que tiene. La ropa es un elemento que influye en el bienestar de sus residentes y familiares, tanto por la higiene como por el componente sentimental, ya que la ropa es algo muy personal y de su propiedad, y de alguna forma, también nos define..

Clasificar la ropa, una tarea complicada

La tarea a la que se destina más tiempo en las lavanderías de las residencias es en clasificar la ropa para cada usuario
Imaginemos que en una residencia conviven 80 personas y se calcula que cada uno tiene de promedio unas 100 piezas de ropa, esto hace un total de aproximadamente 8.000 piezas de ropa.

Aunque todas las piezas de ropa estén marcadas debidamente con el nombre, se calcula que se pueden ocasionar entre un 3-7% de errores a la hora de su clasificación.

Siguiendo con el ejemplo anterior, en una residencia donde conviven 80 personas, se estima que se lavan diariamente aproximadamente 245 prendas. Asumiendo unos errores mínimos de tan solo el 3%, esto representa un total de 7 piezas de ropa al día que no se han clasificado correctamente… Si esto lo multiplicamos por 261 días de lavandería al año, tenemos unas 1.827 piezas con problema potencial de reclamación.

Esto se traduce en pérdidas de prendas que provocan malestar e incluso conflictos entre la residencia y los usuarios o sus familiares.

Para facilitar esta tarea llega la radiofrecuencia (RFID), una tecnología que, aplicada a la lavandería, nos ayudará a agilizar el proceso de clasificación y a reducir al 0% pérdidas y extravíos de prendas.

 Rfid para residencias de ancianos

¿Qué es el RFID?

La radiofrecuencia (RFID) es una tecnología que permite la identificación de un objeto mediante un chip y una antena que se comunican a través de ondas de radio. Eso nos aporta una gran velocidad y distancia de lectura, a diferencia de los códigos de barras, en los que el infrarrojo debe visualizar el código de forma directa.

En el mundo del textil, se utilizan unos pequeños chips que se integran en la prenda de forma casi imperceptible. Estos chips están especialmente diseñados para resistir a cientos de lavados, ya que no se deterioran ni con el agua ni con los agentes químicos.

Ventajas de usar la radiofrecuencia en una residencia de ancianos

Implementando la tecnología RFID en las lavanderías de las residencias conseguiremos:

  • Tener todas las prendas debidamente marcadas con un sistema fiable y permanente. Cada residente tendrá sus prendas perfectamente identificadas.
  • Inventario a tiempo real de toda la ropa del residente.
  • Reducir al 0% la pérdida o extravío de prendas.
  • Tener un control total de todas las prendas. Trazabilidad: fecha de entrada (registro en el momento en que los familiares entregan las piezas de ropa) y localización de las prendas.
  • Saber cuántas veces se ha lavado o cosido la prenda. Esto nos permite poder valorar el desgaste y conveniencia de reposición de la ropa.
  • Ahorro de tiempo. El complicado proceso de clasificación de las prendas según residente se agiliza y facilita de forma muy notable; así como los engorrosos tiempos de gestión de quejas en distintos niveles del staff por la reclamación de los “extravíos” comentados y los costes de reposición de la residencia.
  • Los familiares de los residentes se ahorrarán tener que pasar horas poniendo etiquetas a toda la ropa. Además de tener la tranquilidad de que la ropa de su familiar no se perderá ni acabará en otro usuario. Puede ser un punto diferenciador a la hora de escoger una residencia.
  • Toda la información en plataforma digital a tiempo real, con distintos niveles de acceso: dirección, familiares, responsables de la ropa, lavandería… Estos niveles de acceso se definen según la estructura y requerimientos de dirección de cada residencia o grupos de residencias.

¿Hay que realizar muchos cambios en la lavandería para poder utilizar la tecnología RFID?

No, empezar a usar RFID es muy fácil y rápido con la ayuda de una empresa profesional. No será necesario hacer obras ni grandes cambios. Simplemente hay que instalar una mesa de clasificación e implementar un microchip a la ropa.

A partir de este momento y con la ayuda de un software instalado en un ordenador, ya se podrá empezar a utilizar.

 

Otros usos del RFID en residencias.

Además de todas las ventajas mencionadas anteriormente, hay otros usos que pueden ser de gran utilidad:

  • Control de errantes: Según el perfil del residente, podemos activar alarmas de posibles intentos de fuga, avisando al personal de la residencia, antes de que ocurra la acción de salir.
  • Control de acceso en habitaciones o áreas restringidas: Podemos controlar que las puertas se abran o no según el residente, asegurando los accesos y evitando posibles robos en las habitaciones. También facilita la autonomía a personas con silla de ruedas, pues se abrirán o cerrarán las puertas de forma automática según las autorizaciones establecidas.

 

Estos dos ejemplos de usos requieren de un módulo diferente al de la lavandería.

Si necesitas más información o tienes cualquier pregunta, por favor no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el siguiente email: domus@domuslaundry.com.

Estaremos encantados de ayudarte.

Volver a las noticias
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra  Política de cookies