Preguntas frecuentes de nuestros clientes

Desde Domus hemos querido responder a toda una lista de preguntas que pueden ayudarte a resolver dudas sobre nuestra maquinaria y nuestras soluciones de lavandería industrial.
Para recibir asesoramiento personalizado o pedir un presupuesto detallado, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros rellenando este formulario o llamando por teléfono al (+34) 93 888 71 53.

¡Estaremos encantados de atenderte!

Montar una lavandería autoservicio

Es un tipo de negocio autogestionable, sin necesidad de personal, donde los usuarios pueden lavar y secar su ropa de forma profesional y autónoma.
Con DOMUS, montar una lavandería autoservicio es algo que te resultará sencillo, económico y seguro a partes iguales.

Con DOMUS, montar una lavandería autoservicio es algo que te resultará muy fácil de llevar a cabo.
En primer lugar, hay que remarcar que, mediante nuestras soluciones Clean&Go, te ofrecemos la posibilidad de abrir una lavandería autoservicio con muchas de las ventajas que ofrecen las franquicias, pero sin serlo.
En este sentido, te acompañaremos durante todo el proceso de apertura y te asesoraremos en todo lo que sea necesario: maquinaria, diseño, legislación, formación…
Pondremos todo el conocimiento y experiencia que hemos ido adquiriendo a lo largo de los años, con más de cinco mil lavadoras autoservicio y centenares de lavanderías instaladas por todo el planeta, a tu entera disposición desde el primer momento.

Como todo negocio, el beneficio que va a aportar va directamente ligado a la ubicación del mismo, el servicio que se dé al cliente y el tiempo que los dueños le dediquen. Independientemente de estos puntos es un negocio que aporta unos beneficios muy interesantes, prueba de ello es la cantidad de autoservicios que hay abiertos y manteniéndose sin problemas.

En función del número de máquinas, para lavar y secar, se puede montar una lavandería en un rincón de un establecimiento, centro comercial, supermercado, a partir de 8.000 euros. (la solución Clean + Us con lavadoras industriales de 8 y 10 kg).

Con nuestra solución Clean&Go no pagarás derecho de entrada, ni royalty de publicidad ni royalty por ventas, siendo toda la facturación de la lavandería íntegra para ti.

En núcleos de población de gran densidad, es más seguro que el negocio de lavandería tenga éxito.

Lavadoras y secadoras industriales

Una lavadora industrial es prácticamente igual que una lavadora doméstica, pero más resistente y con mejores componentes, puesto que está pensada para funcionar ininterrumpidamente durante 8h, 7 días a la semana.

El tiempo medio de lavado de una lavadora industrial va a depender de su capacidad, del tipo de ropa que se va a lavar y del programa utilizado, pero podemos estimar que el tiempo promedio de un programa estándar es de 1 hora aproximadamente.

Las medidas de una lavadora industrial variarán según su capacidad. Por ejemplo, podemos encontrar lavadoras industriales de 11 kg con una altura de poco más de 1 m y lavadoras industriales de 120 kg, mucho más grandes, que tienen una altura de más de 2 m.
(Lavadoras DHS de alta velocidad de la marca DOMUS)

El peso de una lavadora industrial, como ocurre con sus medidas, va a depender de su capacidad. Puede ir desde 230 Kg–las más pequeñas y con una capacidad de 11 Kg–hasta los 4000 Kg–en este caso, hablamos de las lavadoras industriales con una capacidad de carga de 120 Kg–.

En Domus sabemos lo importante que es la eficiencia y tenemos muy presente nuestro fuerte compromiso con la sostenibilidad y el compromiso con el medioambiente.
El ahorro y el buen uso del agua es uno de nuestros objetivos principales. Ofrecemos lavadoras con un diseño y programación optimizados y pensados para ofrecer el mayor nivel de ahorro tanto de agua como de energía en cada ciclo de lavado.
Por si fuera poco, nuestras lavadoras están diseñadas para conectarse a depósitos de recuperación de agua ECOTANK, con los que conseguirás un ahorro de hasta el 70% de agua y detergente cada año.

Desde nuestros inicios, en Domus hemos apostado por las nuevas tecnologías para mejorar nuestra maquinaria, en términos de calidad en los procesos, eficiencia energética y productividad.

Esto nos ha permitido lanzar al mercado maquinaria para lavandería industrial tecnológicamente muy avanzada, respetuosa con el medioambiente, sostenible y segura.
Comprar nuestros equipos de lavandería industrial representa una inversión segura y rentable desde el minuto uno.

Una secadora industrial es prácticamente igual que una secadora doméstica, pero con más capacidad y sobre todo mucho más resistente. Sus componentes son de gran calidad, preparados para funcionar ininterrumpidamente durante 8 h, 7 días a la semana.

Nuestra gama de secadoras con bomba de calor ECO-ENERGY se caracteriza por gozar de unas prestaciones que la convierten en el modelo más eficiente de todo nuestro catálogo: microprocesador táctil programable TOUCH II, recirculación del aire caliente y seco, Efficient Dry (control de la humedad inteligente), mueble aislado, sistema de flujo de aire axial-radial optimizado…

La mejora del consumo de agua en una lavadora industrial proviene de varios factores. El control y programación según las necesidades y la carga, el nivel de agua ajustado con precisión, el diseño del tambor, entre otros. El control TOUCH II en lavadoras Domus permite programar y ajustar el agua y detergentes para optimizar el lavado y economizar los recursos.

Para determinar la maquinaria de una lavandería es necesario hacer un estudio de necesidades. Éste incluye el cálculo de kg a procesar por día, el tipo de ropa a procesar, plana o de rizo o de forma, y con estos datos entre otros se pueden prever las máquinas. Domus ofrece el estudio de necesidades y asesora con toda su experiencia para optimizar la lavandería, la inversión y el rendimiento.

El peso de las prendas ayuda a calcular los kg a lavar en una lavandería, y determinar la maquinaria a escoger.

  • Un mantel estándar de 160-180 cms. con un gramaje de 230 g/m3 pesa unos 650 g.
  • Un cubremantel de 120-160 cms. con el mismo gramaje pesa unos 425 g.
  • Cada servilleta de 50-50 con gramaje de 230 gr/m3, pesa 60 g.

El comportamiento de una mancha es que con el tiempo cada vez se fija más y más. Normalmente, dejar tiempo a una mancha es dejar tiempo a que pueda penetrar más dentro del tejido, y dejar tiempo quiere decir que muchas veces la parte líquida tiene tiempo de volatilizarse, dejando solo las partes sólidas incrustadas en el tejido. El tiempo va en contra de las posibilidades de eliminar una mancha.

La temperatura del agua es uno de los factores clave en el proceso de lavado, por esto la precisión que tenga la máquina en este punto es importante. Cada tejido y cada producto químico tienen su temperatura óptima de trabajo y debemos buscar su equilibrio, para evitar problemas graves: encogimiento y deformaciones en la ropa, migración del color, desgaste de la ropa, etc.

El secado de la ropa depende del tipo de prenda. La secadora permite secar cualquier tipo de prenda. La ropa plana normalmente se seca en la planchadora o calandra, que al mismo tiempo la plancha. La calandra puede secar y planchar ropa sacada directamente de la lavadora, ahorrando el consumo de la secadora.

El proceso de cool down se programa al final del ciclo, y está pensado para rebajar la temperatura de la ropa a unos niveles de seguridad: para poder trabajar con las manos, para evitar peligro de incendio y para evitar arrugas en la ropa si tardamos en descargarla.

Es un equipo electrónico que modifica la frecuencia de alimentacion del motor eléctrico, controlando la velocidad de giro. Esto es clave, entre otras ventajas, para controlar la inversión de giro: permite obtener el ciclo óptimo de secado y ahorrar en tiempo y energía.

Calandras y planchadoras industriales

Una calandra industrial es una máquina de lavandería que se utiliza para el secado y planchado de ropa plana, como las sábanas y la mantelería de un hotel.
Algunos modelos cuentan con un plegador integrado para que la ropa plana ya salga perfectamente planchada y doblada.

En Domus disponemos de 2 tipos de calandras diferentes: las calandras murales o compactas, y las calandras de cubeta.
La principal diferencia entre ambos modelos es la ubicación de la calefacción.
En las calandras murales o compactas, la calefacción está situada en el rodillo, mientras que, en las calandras de cubeta, se encuentra en la cubeta.

El operario introduce la ropa plana por delante, esta pasa por un rodillo, y mediante este proceso la sábana se seca y plancha, pudiendo salir por delante o por detrás de la máquina.

Las calandras son adecuadas para sectores que necesitan poder procesar grandes volúmenes de ropa plana; estaríamos hablando de lavanderías profesionales e industriales, hostelería y sector hospitalario.

Una planchadora industrial es una máquina de lavandería que se utiliza únicamente para el planchado de ropa plana.
A diferencia de las calandras, las planchadoras no pueden secar la ropa, es decir, hay que pasar primero la ropa por la secadora antes de poder ponerla en la planchadora, y se recomienda ser planchada con un 25 % de humedad residual, no más.

En nuestra sección dedicada a las calandras te encontrarás con tres tipos distintos, las calandras murales, las calandras de cubeta y las calandras compactas.

Las planchadoras industriales están recomendadas para negocios con poco volumen de ropa plana para procesar, por ejemplo, son muy habituales en restaurantes, pensiones pequeñas o residencias.

SOLICITAR INFORMACIÓN