1 de marzo de 2022

Alarga la vida de tu secadora industrial y mejora su rendimiento con estos sencillos consejos

En las secadoras industriales, al igual que pasa con las domésticas, la limpieza de sus componentes va a determinar en gran medida el rendimiento y la eficiencia de la máquina.

Hay que tener en cuenta que el peor enemigo de las secadoras es la pelusa ya que puede ocasionar obstrucciones en diferentes piezas y afectar a su correcto funcionamiento.

Una limpieza regular de la máquina será suficiente para mantener las piezas y componentes de la secadora libres de pelusa y por lo tanto funcionando como el primer día.

 

Filtro de pelusas de la secadora industrial

 

En todas las secadoras industriales y profesionales DOMUS se puede acceder muy fácilmente al filtro de borras para proceder a su limpieza, solo hay que abrir el cajón que hay justo debajo de la puerta de carga.

Los filtros de las secadoras DOMUS están fabricados en malla de acero inoxidable y han sido diseñados para separar las pelusas y los materiales sólidos que se desprenden durante el proceso de secado, de esta forma se impide su entrada en el ventilador de extracción.

Una limpieza después de cada ciclo mejorará el secado y reducirá el consumo de calefacción.

 

 

Descubre los mejores TIPS para mantener las secadoras industriales como el primer día

 

TIP 1 – Se recomienda limpiar el filtro de pelusa después de cada uso para mantener la máxima eficiencia.

TIP 2 – Nunca se debe limpiar el filtro con cepillo de cerdas metálicas o rígidas.

TIP 3 – En caso de limpiar el filtro a mano, siempre hay que usar guantes protectores.

TIP 4 – Recomendamos inspeccionar el tambor a diario en busca de objetos externos antes de empezar de nuevo con su funcionamiento, de esta forma evitaremos posibles daños en la ropa y en la propia máquina.

TIP 5 – Una vez al mes, es muy recomendable aspirar y limpiar completamente la secadora.

TIP 6 – En ningún caso debemos obstruir el conducto de escape, el sistema de ventilación ni las compuertas, así mantendremos un flujo de aire adecuado y evitaremos el sobrecalentamiento.

TIP 7 – Revisar a diario los alrededores de la secadora para asegurarnos de que siempre están limpios y sobre todo que estén libres de cualquier tipo de combustibles como la gasolina y otros vapores o líquidos inflamables.

 

A parte de estos consejos existen otras rutinas de mantenimiento que se deben realizar cada 200 y 2000 horas de funcionamiento.

Recuerda que un mantenimiento inadecuado de la secadora, tanto industrial como profesional, afecta directamente a su eficiencia, provocando mayores tiempos de secado y aumento en los costes de energía, lo que a la larga también puede afectar a su vida útil.

Si estas interesado en obtener información más detallada sobre estas rutinas, por favor contacta con nuestro servicio técnico o también puedes consultar el manual de usuario de tu secadora.

Volver a las noticias